jueves, 21 de enero de 2016

Discernimiento y espíritu

No cabe duda de que el *paradigma actual es diferente al que reinaba tan sólo algunos años atrás. Con la creación de internet se abrió una fuente que pareciera inagotable de información.  Creo que de sobra estaría decirles que no todo lo que se encuentra uno en la red es información cierta y valedera ¿pero como distinguir lo falso de lo verdadero?.

No pretendo darles una fórmula para descubrirlo por que no creo que la hay, simplemente compartiré mi visión y lo que he alcanzado a vislumbrar por si les resulta de utilidad por que como explicaré el discernimiento nace de su espíritu que es propio y aunque parezca no estoy mezclando temas si no que tienen mucho que ver.

Anteriormente la información o la mayor cantidad de información que llegaba al grueso de la población era controlada por unos cuantos medios que decidían que se podía decir y que no y si nos remontamos a épocas más remotas encontramos que por ejemplo la religión antes tenía esa tarea de compartir la información que a ellos les venía bien.

Es decir los paradigmas van cambiando por que a pesar de los intentos por evitarlo o retrasarlo la psique de las personas evoluciona y las herramientas para su manipulación también, pero tambien las herramientas para nuestra liberación.

Entonces desde mi punto de vista nos encontramos en una época sobrecargada de información, donde la verdad esta oculta enfrente de nuestras narices entre muchas mentiras pero no somos capaces de observarla por que sólo vemos...muy superficialmente por que olvidamos constantemente que nada es lo que parece. 

Al decir que nada es lo que parece no digo que todo sea mentira, digo que lo que vemos puede ser reflejo de algo más, por ejemplo si ven la escena de una película puede que no sepan de que va la historia, tendrían que ver la película de principio a fin para entender dicha escena.

Algo que he notado es que somos muy dados a irnos a los extremos, es decir encontramos alguna noticia que nos "resuena" y la aceptamos por que es acorde a nuestras creencias, pero después aparece otra totalmente contraria y cambiamos nuestro punto de vista rapidamente y la rechazamos  tajantemente, sin embargo algo que me ha servido es poder consultar información de todo tipo aunque no me este de acuerdo o no me resulte agradable no para aceptarla o rechazarla si no para analizarla separando sujeto y objeto, es como si la dejara en "stand by" pudiendo o no pasar a formar parte de un gran rompecabezas que he ido armando; validando si la pieza encontrada encaja o no y llegado el momento acomodarla o rechazarla.





Lo que evita que vayamos de un extremo a otro sin ningún criterio aunque creamos que si lo tenemos es nuestro espíritu, es el que nos mantiene en el centro de gravedad como si de un funambulista nos trataramos evitando además que olvidemos. Y para eso es necesario re-programarnos de todo el adoctrinamiento que hemos recibido por parte de fuentes externas, para cargarnos de un nuevo programa esta vez auto-gestionado y auto-programado, es decir volvernos responsables de nosotros mismos.




Así en el mar de la información  una noticia por si sola tiene poco que decir un artículo por si sólo tiene poco que decir, siempre forma parte de algo más y todo esta relacionado con todo , muchos hechos que vemos y que nos resultan incomprensibles tienen una razón de ser y un sentido (intención y propósito) y algo que nos parece negativo pudiera ser positivo y viceversa o pudiera ser simplemente un acontecimiento más y nosotros somos lo que lo etiquetamos de negativo y positivo.

Entonces no basta sólo con leer y ser como esponjas almacenando datos para parecer eruditos, se debe discernir para comprender y para llegar a aplicar lo que se comprende en nuestro beneficio y el del prójimo. Y esta comprensión debe nacer del interior de uno mismo por que si llega alguien y nos dice "esto es la verdad" por muchas buenas intenciones que tenga ese alguien o algo, no será más que su verdad. Puede obviamente que encuentres personas con ideas afines a la tuya, que compartan intención y propósito pero eso no te exime del trabajo que cada quien debe realizar para comprender el mundo actual en que vivimos, eso sería dejar la propia responsabilidad en alguien más.



*Para enteder a la definición de paradigma que trato de ejemplificar aqui les recomiendo ver el siguiente video.


RCA



lunes, 18 de enero de 2016

El inicio, el medio y el fin

¿Cuantas de las cosas que llevamos a cabo diariamente, tienen una intención inicial y un propósito final claro? ¿Cuantas de esas cosas las llevamos a cabo de manera automática? 

Si hicieramos una revisión a consciencia de nuestras actividades nos sorprenderíamos de cuantas cosas llevamos a cabo por impulso.

Todo lo que hacemos debería al menos en su mayoría tratar de estar definido por una una intención y un propósito claro y definido por nosotros. Al llevar a cabo esta tarea podríamos hacer un barrido de muchas cosas innecesarias e inútiles que sólo estan haciendo espacio, como esos archivos que nunca borramos del disco duro de nuestra computadora o esos programas que rara vez utilizamos pero que se ejecutan y estan ocupando al procesador y que alentan la PC, por que aunque puede ser chocante la comparación tenemos muchas cosas en comun cun nuestra computadora cuando actuamos de forma automática e inconsciente.

Al hacer esta "depuración" logramos hacer "espacio" o lograr un vacío, y aqui me gustaría hacer un paréntesis; sólemos asociar el "estar vacío" a una condición de gente superficial, pero no es el sentido que le doy al vacío. Aqui al contrario sería liberarse de todas esas cosas que atraen nuestra atención y que nos alejan de lo que es realmente importante y necesario, es decir nosotros mismos.

Esta claro que ese vacío se debe de llenar nuevamente con algo, pero ahora ingresará lo que nosotros decidamos conscientemente con la posibilidad de sustituir lo que antes eran deseos por necesidades. 

Entonces, al inicio de cualquier actividad podríamos contestar estas preguntas:

  • ¿Que es lo que necesito?
  • ¿Para que lo necesito?
  • ¿Como lo voy a conseguir?

De esta forma podemos conformar un plan de acción y poner manos a la obra.


Una vez teniendo este plan de acción que surgió como una idea (EM Mental) y que hemos plasmado tal vez por la vía escrita o contandolo a algún conocido (EM Etérico) y lo llevamos a cabo (EM físico)  la intención y el propósito puede cambiar.

Esto ocurre por que en nuestra mente el plan puede ser ideal o parecernos perfecto, sin embargo podemos considerar el plan como una ecuación matemática donde conviven variables y constantes, haciendo vital diferenciar unas de otras, dicho de otra  manera, que partes de nuestro plan pueden ser modificadas y cuales no. 

Esto atañe principalmente al medio en que lo vamos a llevar a cabo para conseguir nuestro objetivo, es decir que el medio puede variar siempre y cuando nos sea funcional (variable de la ecuación) para lograr nuestro propósito (constante de la ecuación).

Este punto es vital ya que es donde por lo general nuestros planes se frustran por que solemos confundir el medio con el fin. Un ejemplo puede ser el siguiente:

  • ¿Que es lo que necesito?
    Un medio de transporte
  • ¿Para que lo necesito?
    Para moverme de un punto a otro de la ciudad
  • ¿Como lo voy a conseguir?
    Adquieriendo un medio de transporte, después de una evaluación de opciones.

Si la distancia es corta podría utilizar una bicicleta, si es larga podría ser un automóvil, pero aqui es donde el medio puede convertirse en fin por que entra ne juego el deseo, por que bien podría utilizar un vehiculo modesto para lograr mi propósito, pero al buscar el auto más lujoso por lo general tenemos que endeudarnos y terminamos pagando un lujo innecesario. Perdiendo tiempo valioso trabajando para poder pagar ese "gusto" cuando nuestro propósito era precisamente ganar "tiempo" al transportarnos.

Ejemplos puede haber muchos, como tambien necesidades diferentes de cada persona. Lo importante es tener claro cual es el inicio, cual es el medio y cual es el fin para cumplir con una necesidad desde cosas simples y cotidianas hasta las más profundas y trascendentales para nuestra vida.

RCA



viernes, 1 de enero de 2016

Ahorro vs. deuda



Se habla últimamente acerca de un gran cambio económico, de un jubileo, de un cambio al patrón oro. Mi intención en este post no es hablar específicamente sobre eso y como funciona el sistema económico actual y de como se crea el dinero, aunque considero que todos deberían saberlo, se sorprenderían. en la red hay mucha información, sin embargo al final dejaré un video relacionado para el que quiera profundizar.

Si bien son temas que nos parecen muy ajenos aunque nos implican directamente, noto un sentimiento de que nosotros poco tenemos que ver en ese proceso, como si nuestra opinón no contara, entonces quiero poner especial atención en lo que desde mi perspectiva si podemos hacer y que es sumamente importante.

El mundo actualmente se encuentra sumergido en la deuda, el sistema monetario básicamente crea dinero de la nada desde un banco central y lo reparte a otros bancos centrales que una parte llega a nosotros, una forma de obtenerlo es por medio de nuestro trabajo y que muchas veces no es suficiente para satisfacer necesidades básicas y la otra es que nos lo entregan en forma de crédito, es decir deuda. Entre ellos la cosa es diferente por que no existe interés a eso se le llama flexibilización cuantitativa.

Un problema de deuda no se puede corregir con más deuda, el sistema entero esta pendiendo de un hilo por esa razón. Es por eso que se hace necesario crear un nuevo sistema financiero, incluso en algunos países ya se esta planteando la opción de quitarle al banco ese poder de crear dinero de la nada y se plantea como una opción viable y nada descabellada un jubileo.

Ahora bien ¿donde entramos nosotros? pues en nuestros hábitos de consumo, en nuestras ideas del mundo, la forma como nos manejamos energéticamente, me explico. Si se realiza un jubileo no podemos volver a seguir con el mismo modus operandi, por ejemplo tenemos el modelo de consumo de los "smart phones", donde compras un aparatejo que sabes que en unos meses será obsoleto y corres a comprar el nuevo aunque el que tengas sea funcional generando basura sólo para aparentar o tener cierto "estatus" y con miles de funciones que tal vez ni ocuparas y una cámara sólo para obtener selfies.

Debemos de obtener lo que realmente necesitamos sobre lo que deseamos.

Debemos por otra parte aprender a respetar nuestro entorno y al prójimo no hay más;  un sistema que sólo se preocupa por ganancias y que no le importa un bledo el planeta ni sus habitantes es simplemente un suicidio colectivo, no es funcional por que no esta en concordancia con los ciclos naturales, la naturaleza nada desperdicia, todo lo recicla, así que podríamos aprender mucho de su sabiduría.

Y la tercera que menciono es la energética, estamos acostumbrados a vivir con lo mínimo, a sobrevivir con lo prestado. Actualmente si alguien quiere conseguir algo la mayoría de veces tiene que endeudarse muchas veces casi de por vida, por ejemplo una hipotéca o con simples bienes comunes. Pero limitandolo aún más en nuestra forma de vida veamos como transcurren los días de la gente: De la casa al trabajo y de trabajo a casa, si alguien es dichoso de tener un poco de tiempo libre a veces le quedan escasas energías para pasar tiempo con su familia, hacer algo que le guste o hasta para saber que sentido le esta dando a su vida y muchas veces desquitando nuestra fustración con nuestros seres queridos, estamos completamente ocupados como para cuestionarnos estas cosas y cuestionarnos si es ¿que no hay otra forma de hacer las cosas?

Mi propuesta es el ahorro energético, es decir elegir conscientemente en donde quiero poner mi energía: en enojarme y gritarle a todo mundo, en volverme un amargado y resentido, o en tratar de economizar y no gastar energía en cosas que no valen la pena y no benefician a nadie, mas que a mi ego (el deseo de tener razón por encima de los demás) o en hacer cosas que me beneficien a mi y mi entorno, en construir, en crear. Ayudar a los demás por lo general nos hace sentir bien al igual que compartir, pero ¿como vamos a compartir si despilfarramos nuestra energía?

Lo mismo aplica podría aplicar para nuestras finanzas. Alguno me dirá que es dificil ahorrar cuando apenas se tiene para sobrevivir y puede ser, pero tambien es cierto que muchas veces gastamos en cosas que no necesitamos, el marketing manipula nuestros deseos disfrazandolos de esas supuestas necesidades y en lugar de tratar de ahorrar preferimos la comodidad de una tarjeta de crédito que terminamos pagando muy caro y con réditos, eso debe cambiar y eso es tarea de cada quien. 

Considero que hasta para un cambio económico debe premiar la consciencia, no puede haber un cambio real sin ella.

Si poco a poco nos cuestionamos todo esto y vamos cambiando todo cambiara, así que tenemos un gran poder, sólo falta que lo pongamos en práctica. Y puede que algún día hasta el dinero sería inutil, cuando aprendamos a convivir unos con otros y con nuestro entorno.

Enlaces de interés