martes, 28 de abril de 2015

¿Para que esperar?

¿Para que esperar a que se generen las condiciones para realizar un cambio?. Mejor sería comenzar a crear nosotros esas condiciones por medio de acciones con la mayor consciencia posible. Muchas veces las frases populares y/o refranes contienen conocimiento que si son correctamente aplicados y entendidos se convierten en sabiduría por ejemplo:


"El que espera desespera"

Primero quisiera comentarles que solía asociar la espera con la paciencia, pero a fines practicos he decidido poner una distancia entre ambos y que trataré de explicarles el por que de ello.

Esperar ahora lo relaciono con el deseo, es decir puedo estar esperando lo que mi ego (con minúsculas) cree que es o que necesito cuando en realidad puedo estar engañandome a mi mismo por medio de una ilusión y pasajera sobre todo, por que hoy puedo esperar algo y mañana si cambian las condiciones espero otra cosa y aunque reciba voy a seguir esperando por algo muy simple por que mi necesidad real simplemente no ha sido cubierta.

La paciencia es diferente, veamos la definición de wikipedia: Actitud que lleva al ser humano a poder soportar los contratiempos y dificultades para conseguir algún bien.

Entonces tenemos que esperar depende de factores totalmente externos y la paciencia depende totalmente de algo interno que sólo podemos controlar nosotros mismos.

Muchas veces desistimos de nuestros proyectos de cualqueir índole por que no resultan lo que esperabamos y por que no tenemos la suficiente paciencia. Para evitar esto es necesario ser sinceros con nosotros mismos y preguntarnos si lo que estamos planteando comenzar parte de un deseo o una necesidad, nadie nos lo puede decir aunque nos puede aconsejar, pero tenemos que decidir por nosotros, y establecer la intención (que es lo que vamos a hacer) y el propósito (para que lo vamos hacer) y que aunque los factores externos cambien no nos hagan modificar esa intención y propósito.

Entonces queda en cada uno preguntarse ¿Que espera? y que tan paciente esta dispuesto a ser para alcanzar ese horizonte propuesto.



martes, 21 de abril de 2015

Paradigma 2015.64

Apoyado por los que estuvieron delante de mi y caminaron, motivado por los que vienen y por lo cuales escribo. Hoy quiero compartirte que no hay por que temer que el camino es duro por que esta hecho para guerreros, guerreros como tú. Nuestras batallas son contra nuestros deseos, nuestros defectos, nuestra indiferencia e inconsciencia una batalla por recuperar la sencillez de una niñez olvidada, que no esta limitada por ideas impuestas de un sistema caduco, una niñez que puede volar sin necesidad de alas que ríe de lo más simple y encuentra su felicidad en compartir. Venciendo la necedad de nuestros vicios, la venda que nos hemos puesto para no ver, para no aceptar la parte de nuestra responsabilidad.

La culpa no te servirá de nada, es la soga que te ata las manos y la cinta que tapa tu boca. Se trata de comprender lo que hicimos mal, aceptarlo y comprender lo que las lecciones nos tratan de enseñar, superarnos a nosotros y liberarnos a través del perdón.

Estamos ante el nacimiento de un nuevo paradigma en el que viejos arquetipo implantados a lo largo de generaciones estan perdiendo ya su fuerza ¿No lo ves? No te preocupes cuando lo veas no sólo serás testigo, un espectador que ve como se le escapa la vida, serás participe por que no es el universo el que determina la conscienca, si no que se adapta a ella.

En la medida que tu cambies empezarás a ver cambios en tu mundo, cuando te superas tu mismo, aunque sea en el más pequeño de los detalles lo notas por que el mundo te parece más bello, es por que has cambiado te vas descubriendo a ti mismo, el que siempre fuiste pero olvidaste. Todos tenemos oportunidades para cambiar, diariamente y en todo momento, pero nadie más que tú puede tomar la decisión.

Esa es nuestra batalla más dura, la que tenemos con nosotros mismos, pero no estas sólo son muchos los que libran esa batalla y te pueden entender.

Es el tiempo de comenzar a hacer, por que el momento es ahora y el lugar donde estes ¿Recuerdas cuando eras niño? En algún punto del camino nos perdimos pero sólo con el propósito de encontrarnos, ahora eres más sabio pero no dejes que el deseo de cumplir tus sueños sea más grande que tu voluntad para llevarlos a cabo.

Me gustaría transmitirte que lo lograrás que no estas sólo  pero que es necesario que VIVAS tu vida, tus pruebas por que ese eres tú y nadie más, único e irrepetible pero a la vez uno con los que te rodean y si tu estas bien los demás lo estaremos.

No estamos cerca, ya estamos sólo falta darnos cuenta. Tu tienes la decisión, de nadie más depende, sólo de ti.