miércoles, 30 de diciembre de 2015

RCA

Podría decirles que estamos viviendo tiempos de cambio, pero me he dado cuenta de que es lo que últimamente han usado algunos políticos en sus campañas para manipular a la gente, en donde con sólo un voto la realidad sería otra, esperando que los que supuestamente nos dirigen (cuando en realidad son nuestros empleados) nos traten un poco mejor. Dejando nuestra responsabilidad en terceros.

Al contrario les diré que más bien son tiempos para crear, para echar manos a la obra, para echar a volar su imaginación y creatividad para buscar soluciones. Esa creatividad que siempre ha estado latente en nosotros pero que tal vez no hemos dejado que aflore.

Es el tiempo en que viejos arquetipos y paradigmas pierden su utilidad, por que son obsoletos y ya no se ajustan a los tiempos que vivimos y a los venideros. Ya hemos tenido suficiente de eso y ya sabemos a donde nos ha llevado y a donde nos podría llevar.

Un sistema que se derrumba y con el sus mentiras, un sistema basado en la competitividad en la ley del más fuerte que lo llevó a su propia caida, entre muchas otras cosas nocivas para la vida de este planeta entero.

Estamos aprendiendo que es en la cooperación y en la ayuda mutua donde se encuentra la clave para no sólo sobrevivir, si no para realmente VIVIR. Un mundo nuevo de abundancia para todos.  Donde la competitividad será sustituida por la CEHP (consideración externa hacia el prójimo).

Por mucho tiempo nos han hecho creer que la realidad es independiente de nosotros, pero somos nosotros los que creamos día a día nuestra realidad. Tambien nos han hecho creer que somos pocos y que estamos aislados, pero hay mucha gente que ya esta accionando, pero te necesitan.

Por que este mundo lo debemos construir nosotros. Y cada quien debe ser arquitecto de este futuro. 

Pero no puedo decirles como hacerlo,  cada quien tiene las respuestas, su consciencia les grita continuamente el camino que cada uno debe seguir, el camino que te brindará la paz al saber que haz hecho lo correcto, nadie más puede decirtelo y antes de este punto hay algo fundamental que es encontrar la certeza, y convertirse en encontrador y dejar de buscar en el gran mar de información que existe algo que no encontraran más que en su interior. Cada quen sabrá como accionar en bien de los demás y de su propio entorno.

Cada quien tiene sus habilidades, talentos y es una pieza única e irrepetible que completa un gran rompecabezas, que unidos completan una gran obra.

Asi pues ¿que esperamos para accionar?





*RCA. Son las siglas de Resistencia Consciente Activa.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Mensaje

Hay recuerdos que te marcan, cuando rebobinas la consciencia y se detiene en aquel instante en que todo parecía detenerse y en el que encontraste las respuestas que te dieran la serenidad necesaria para continuar caminando por un sendero lleno de espinas.

Olvidamos tanto en ocasiones que estamos en todo menos donde deberíamos estar, olvidamos momentos, personas, enseñanzas y nos olvidamos a nosotros mismos.

¿Quien podrá entonces sanar tus heridas condenadas a sangrar en un constante olvido cayendo una y otra vez en el pozo de la desazón? ¿Quien no lo hará si no tú?





Transmutando esas heridas en cicatrices que atestigüen que has logrado convertir el conocimiento en sabiduría.

Se que hoy pareciera que la vida te exige demasiado, pero no lo haría si no creyera en ti, si no tuviera la certeza en que lo lograrás. Se que todo parece por momentos un caos, pero recuerda que es un orden que aún no comprendes, pero lo harás, cuando estés listo.

Hay recuerdos que duelen ¿pero que es lo que has aprendido de ellos? ¿Hay algo pendiente, algo que aún no has soltado?

En el entendimiento y compresión encontrarás el bálsamo para esa herida, entenderás que la respuesta siempre estuvo cerca y bastaba con extender la mano para acariciar el perdón.

No estoy aquí para darte falsas esperanzas y para que creas en mi, estoy aquí para que creas en ti.


Hoy estoy aquí por que te recordé, por que vi tu sonrisa llena de alegría, por que recordé tus ojos llenos de vida y esperanza, visité el mundo que construiste con tus esfuerzo para nosotros. Así que de cierta forma te estoy devolviendo el favor ¿que más podría hacer por ti después de todo lo que me has enseñado?

¿Y tú lo recuerdas?