jueves, 10 de septiembre de 2015

Tu eres...

Tanto tiempo has esperado, tantas profecías, tantas fechas, tantas expectativas que no se cumplieron surgidas de nuestros propios deseos, tantos que nos han repetido por mucho tiempo que ahora es el momento, pero comenzamos a comprender que el momento siempre ha sido ahora, sólo que no lo veíamos porque teníamos puesta una venda en los ojos, una venda que cae con cada acción consciente que llevamos a cabo por nuestro prójimo y por el entorno que nos rodea.


Por que habremos de descubrir en el otro a un hermano, alguien que al igual que nosotros tomó la decisión de venir aquí y vivir esta experiencia llamada vida en este planeta llamado Gea, alguien como nosotros con sus tropiezos y sus ascensos con sus errores pero también con sus aciertos con sus tristezas y con sus alegrías, un cúmulo de vivencias y experiencias pero siempre en nuestro corazón con un a llama eterna que no se apaga, aquella que nos hace caminar y nos da fuerza a pesar de todo.

Vemos y veremos cada vez con mayor claridad cómo se va develando información que había permanecido oculta, es el Ser que se devela a sí mismo, aquel al que nunca pudieron extinguir pues es la vida misma de la creación, ese Ser eres tú.

Ha llegado la hora de descubrir lo que realmente eres y recobrar tu poder para ayudar a tu prójimo  que es la humanidad a que los descubra en si misma también, te han querido hacerte creer que otro mundo no es posible y sólo es cierto en la medida que tu lo aceptes, pero en tu interior siempre has sabido que otro mundo es posible porque ese cambio eres tú con cada acción que por tu semejante realizas desde el desinterés, se que ha sido duro, para todos lo es, llora si lo necesitas pero sécate las lágrimas y tu visión será más cristalina, verás que es el momento de accionar, de crear.

El tiempo de la espera ya pasó, es la hora de actuar, el cambio ha llegado y en el horizonte ya se divisa un nuevo amanecer para la humanidad, en cada instante nos acercamos y en cada instante nace esa nueva humanidad, por que el cambio que tanto hemos esperado y por quien has estado esperando:

Eres tú.