viernes, 26 de junio de 2015

La llave

¿Quien es el carcelero de esta prisión sin rejas? 

Buscando entre la espesa niebla de pensamientos ajenos y multiples caras sin rostro, caminamos por un laberinto de fantasías que no se cumpliran pero que nos empeñamos en alimentar por que se camuflan de sueños son las paredes que no nos dejan ver, son las paredes que se extienden por ese basto terreno de ilusiones que nos fascinan, las mentiras que sirven de alimento al minotauro.



Y constantemente imploramos señales al cielo, pero ignoramos groseramente las verdades que nos grita el corazón, constantes voces tratan de convecerte...si tan sólo guardaramos silencio por un instante. Incansable espera el momento adecuado de los que aún no estan listos, por que falta poco aunque tengamos una eternidad ¿hasta donde estas dispuesto a soportar antes de escucharte a ti?




En nuestra ceguera no comprendemos lo inconmesurable de la palabra incondicional y la confundimos con la indiferencia, por que esta última la conocemos bien, cuando en la calle vemos a un mendígo pidiendo ayuda pero seguimos de largo por que no queremos ni ver, ni escuchar. Pareciera que nos empecinamos en no ayudar al que necesita ser ayudado y en dar a manos llenas al que le sobra ¿es que acaso estamos alrevesados, como si estuvieramos del otro lado del espejo?. Tan perdidos estamos en el laberinto que hemos olvidado que todos estamos conectados (IN LAK'ECH - HALA KEN), ¿has olvidado lo bien que se siente ayudar a los demás sin esperar nada a cambio? o que me dices cuando eras niño y jugabas con tus amigos, cuando te subías a aquel árbol, cuando llovía era causa de alegría por que hacías barcos de papel y no un pesar por que se mojara tu bonita ropa, cuando jugabas a las canicas con los vecinos cuando todo era posible y no te preocupabas por saber que era la vida por que la vivías...parece que hemos olvidado tanto, quizás en esa niñez sabíamos lo que nos pasaría después y nos dejamos pequeñas migajas en el camino para saber como regresar.



En nuestra ceguera muchas veces pedimos lo que no damos, !oh, ya no hay amigos de verdad! ¿pero tú lo eres? queremos dar lo que nos sobra, primero yo, luego yo al final yo y si sobra bien y si no...si todos hicieran lo mismo, entonces ¿quien te engaña?

Pareciera esto un descampado desolador, en el laberinto al menos ves los muros, pero hay algo oculto que esta a la vista para cuando lo quieras ver, tú tu peor juez, tú tu propio verdugo, dictas el veredicto y tu condena: volver a repetirlo, las mismas situaciones, los mismo problemas, la culpa entonces no libera al contrario. 

El perdón es la llave.






martes, 16 de junio de 2015

El tiempo no es dinero

Hemos aprendido a regirnos por fechas antes que aontecimientos, a esperar un número especifico en el calendario del que no sabemos con que fin fue creado y en base a que, que nos aleja de nuestros procesos naturales. No nos importa si los nombres de los meses se colocaron arbitrariamente o si esta sincronizado con algún suceso o si realmente estamos en el año que se menciona, entre otras cosas. Las aves al contrario saben cuando deben emigrar, nadie se los dice tampoco tienen que ver un calendario, por que no lo necesitan. ¿Tu usas el calendario o el calendario te usa a ti?

Nosotros en cambio medimos nuestra vida en base a los bienes materiales que hayamos podido juntar en ella, si juntamos muchos la vida fue buena, si no es que la desperdiciamos, parece sentenciar la sociedad circundante, es mucho el daño que ha hecho la frase "el tiempo es dinero", pero lo cierto es que cuando terminemos esta existencia y llegue el día de a desconexión no nos llevaremos más que recuerdos, todo lo demás se quedará aqui, a donde vamos no lo necesitamos.



Dedicamos mucho tiempo de nuestra vida a producir y muy poco a vivir, un síntoma de esto es el hecho de que siempre tenemo prisa de llegar ¿a donde? y a veces hay quien esta dispuesto a pasar por encima de otro para hacerlo. Y sin embargo como dice la canción "culpamos al tiempo de nuestros males".

Además esperar fechas tiene otra trampa, el de generar expectativas basadas en nuestros deseos, esperamos nuestro cumpleaños y si no recibimos el regalo o la visita de alguna persona en específico, sufrimos y no vemos que el mejor regalo es la vida misma, o por el contrario es una herramienta usada para manipular ¿sabes la energía que puede generar la expectativa en una fecha específica con los deseos acumulados de mucha gente?

Habrá quien espere fechas y seguirá esperando y habrá quien accione y seguirá accionando ¿pero por que necesitamos una fecha para empezar a hacer si el poder lo llevamos dentro? Por que esperar hasta año nuevo para hacer nuestra lista de propósitos que muchas veces más bien se basan en deseos y por eso no llegan a buen puerto , cuando bien podríamos comenzar hoy mismo  basta con escucharse e identificar nuestras verdaderas necesidades. Sentí que no hay un evento místico o extraordinario que nos cambie, los cambios se generan día a día con acciones conscientes por muy pequeñas que parezcan pero conscientes al fin y al cabo, la vida esta ocurriendo en este mismo momento mientras esperamos un suceso que nos fascine, el tiempo se nos escurre como arena entre los dedos pero no es el tiempo el que se nos va, somos nosotros mismos que nos perdemos, viviendo la vida de otros. Hoy es un buen día para cambiar si así lo sientes y recordar que eres el actor de tu propia vida y no un simple actor de reparto en la vida de otros ¿que te impide hacerlo?.