martes, 24 de febrero de 2015

Deseo

¿Nosotros definimos nuestros deseos o estos nos definen a nosotros? 
Los medios son un claro ejemplo de como todo lo externo nos va inculcando desde temprana edad lo que debemos querer y a lo que debemos aspirar para ser aceptados. En base al paradigma reinante en ese momento y programados a traves de arquetipos buscamos inconscientemente aceptación y si es de algun referente externo que hayamos creado mejor, por ejemplo alguien que admiramos y envidiamos por el motivo que sea pero con algo en común pensar que ese alguien cuenta con algo que nosotros no y que deseamos dice un dicho "el pasto del vecino siempre parece más verde" aunque sólo lo sea en nuestra imaginación.

Así vamos buscando eso que pensamos que nos falta insatisfechos de lo que obtenemos por que aunque consigamos lo que nos proponemos seguimos insatisfechos y es que esa es la mecánica del deseo crece constantemente si no lo controlamos, actúa como un verdadero virus por que lo es ¿Cuando tendrás suficiente? Nunca si vemos la vida a través de los ojos del deseo, edificamos una identidad virtual alrededor de él, dejamos que nos defina y moldeé, creamos un personajes y creemos que somos él, hasta que lo cambiamos por otro más acorde al momento, vemos atrás y nos damos cuenta de lo ridículos que nos veíamos en ese traje que nos armamos a la medida de nuestro deseo, pero olvidamos rápido nos cuesta aprender de los errores, hasta que nos damos cuenta...



Haciendo un ejercicio de sinceridad comprendemos que podemos culpar a los medios, a la sociedad, la familia o al mundo entero si queremos, pero el culpable siempre estuvo en casa y no me refiero precisamente al televisor, si no a lo que nosotros consentimos por comodidad, por apego, por miedo, etc. ¿Hasta cuando tendremos suficiente?. La ventaja de darte cuenta de tus propios errores y aceptarlos es que con voluntad se pueden corregir. Al hacerte responsable de ellos puede ser al principio un golpe duro al ego, pero tambien te empondera: piensa por un momento la cantidad de energía gastada persiguiendo la ilusión de un deseo que no te llevaba a otra cosa que a querer más y más, imagina ahora esa energía aplicada a una verdadera necesidad, que te cubrira un faltante o mejor aún saber que siempre lo tuviste pero no lo viste por estar buscadolo donde no era. No es fácil apartar un deseo, estos se camuflan o tratamos de justificarlos pero si lo identificas y lo transmutas puedes ver que pasado un periodo de duelo por un yo(es) menos del que ya no tienes que preocuparte te conoces un poco más y ganas en sabiduría. El burro se da cuenta que aunque alcance la zanahoria esta no saciará su hambre.










domingo, 1 de febrero de 2015

¿Quien soy?

Llega un momento en el camino que recorremos que surge esta pregunta. Podemos tratar de responderla de múltiples formas, por ejemplo puedo decir "Soy Fulano de Tal" pero eso no deja de ser sólo un nombre, incluso he visto estudios que se han hecho que han determinado que el nombre no define la personalidad (aunque sea virtual) de nadie, en ellos determinaban que era el ambiente más que el nombre lo que definía ese aspecto, pero si nos hubiera tocado nacer o viver en otra ciudad ¿ya no seríamos nosotros y si alguien más?. Tambien podemos decir "soy joven, soy viejo" pero es sólo un atributo de los múltiples que nos conforman y que estan en constante cambio. Por ejemplo viendo el tiempo como una linea pasado-presente-futuro no podré ser más joven que en este preciso momento, podríamos decir que con el tiempo nuestra consciencia tiende a expandirse cuando se desarrolla de manera natural, en un ambiente antinatural ocurre lo contrario o se retrasa el proceso, y lo que ayer nos parecía de una forma hoy lo hace de otra, pero no por eso podemos dejar de ser quien somos tampoco, podrían ser pasos en nuestro autodescubrimiento. Tambien sabemos que somos una multiplicidad de egos en los que estamos fragmentados, uno por cada circunstancia vivida, por eso es que somos tan cambiantes y si hoy fuimos hamables, mañana podemos ser groseros, por eso es tan necesaria unificación de los mismos para ser coherentes y no perdernos en el laberitno de nuestra mente, pero si sólo fueramos ego ¿como podríamos tomar distancia y ver en perspectiva la multiplicidad de ellos que nos conforma? La consciencia nos lo que lo permite (conócete a ti mismo) pero si soy tambien mi escencia (ser) ¿para que necesito a los egos y al cuerpo? Lo que me lleva a otra pregunta ¿Para que entonces estoy aqui?


Lo que puedo abarcar es que soy mi cuerpo, mi ego y mi ser, todos a la vez. La consciencia es la que ordena estas aparentes paradojas y todo tiene un propósito. Algunos con los que nos encontramos en nuestro particular camino nos pueden ayudar con sus experiencias a armar nuestro propio rompecabezas ya sea por que despiertan en nosotros recuerdos que creíamos olvidados o por empatía (algo que desde mi punto de vista tambien se puede ejercitar para mejorar) al ponernos en su lugar y permitirnos sentir lo que otro siente. Pero indudablemente la pregunta ¿quien soy? sólo puede tener respuesta en el interior de cada quien para que sea genuina y tambien en el aspecto de hasta donde estamos dispuestos a llegar para conocernos a nosotros mismos, nuestros despojos, errores, incoherencias, temores e ilusiones, pero tambien nuestros aciertos, nuestra capacidad de ayudar a los demás, nuestras certezas, reconociendonos como individualidad pero tambien como una generalidad. Un camino sin atajos, donde muchas veces lo importante no es llegar (por que ya estuvimos y estaremos) si no disfrutar del paisaje.